Imprimir
Portada del libro

Tras los acontecimientos revolucionarios en las técnicas de construcción durante el siglo XIX, todo parecía posible. Los nuevos horizontes en la tecnología movieron a los arquitectos a reconsiderar en qué debía centrarse la arquitectura, convirtiéndola en un campo de batalla de ideas. La construcción ha llegado a ser mucho más que un fin en sí misma; se ha utilizado para realizar nuevos estilos de vida, como pretendía hacer la ingeniería social de Le Corbusier, e incluso ha sido un medio de expresión política para los futuristas, los constructivistas rusos y los fascistas italianos. 


En su exploración de la arquitectura del siglo XX, el autor aporta en esta nueva edición revisada, actualizada y con nuevos títulos en la ya amplia bibliografía, un tesoro incalculable de pruebas visuales e intelectuales, destacando la importancia de las ideas.  Todos los acontecimientos colectivos cruciales, desde el Constructivismo y Expresionismo hasta el Nuevo Brutalismo, a través del Funcionalismo y del Estilo Internacional, quedan abarcados. Ilustra las relaciones y confluencias de los grupos principales - Escuela de Chicago y de Viena, los futuristas, De Stijl, la Bauhaus - y selecciona la obra de las figuras más destacadas, tales como Frank Lloyd Wright, Le Corbusier y Mies Van der Rohe, para conferirles un tratamiento especialmente detallado, tratando también los movimientos de la Nueva Tradición y la Nueva Monumentalidad, particularmente por encontrar éstos expresión en la cultura llamada Art Decó y en la arquitectura del Tercer Reich


 


 


---


 


A pesar de que actualmente sea considerada como una de las arquitecturas más modernas sencillas y funcionales, la realidad es que la arquitectura nórdica proviene dela fusión de varios conceptos, tradicionales y nuevos. Es una fusión entre tecnología y sabiduría, modernidad y tradición, además de entre metodología empírica y racionalismo básico. Uno de los arquitectos que marcó tanto esta corriente como la arquitectura del s. XX fue Alvar Aalto, representante del Movimiento Moderno. Diseñador a la vez que arquitecto, fue fiel a los principios de esta arquitectura. Importancia de la luz, referencias clásicas, métodos artesanales… entre otras cosas. Una de sus obras más representativas es la biblioteca de Viipuri, localizada en Rusia. Presentado a concurso en 1927 y modificado varias veces, este proyecto refleja a la perfección el lenguaje funcionalista y el vocabulario personal de Aalto, adquirido unos años atrás. Para su diseño, Aalto se inspiró notablemente en Asplund, otro de los grandes arquitectos de esta corriente. Esta inspiración queda reflejada en la planta neoclásica, la fachada atectónica así como el friso y la puerta egiptoide. En cuanto a su estructura básica, consta de dos volúmenes blancos adyacentes con diversas entradas y niveles. De estos dos volúmenes, uno queda dedicado a la biblioteca, mientras que el segundo queda dedicado a la zona administrativa. En definitiva, la biblioteca de Viipuri es un claro ejemplo de funcionalismo y por lo tanto un buen representante tanto del movimiento moderno como de la arquitectura nórdica.

Subir