Imprimir

TRACHTENBERG, HYMANN. Arquitectura. De la Prehistria a la postmodernidad.Edit. Akal. Madrid, 1990.


pág. 711. "La Galería de Arte de Stuttgart  y el nuevo teatro de cámara en Stuttgart por James Stirling (con Michael Wilford) es otra obra clave del segundo modernismo que esta fuertemente afectada por su dificil situación. El complejo gira "teatro y museo" desde una colina al motorista que acelera por la autopista de 8 vias que hay a sus pies. Su mensaje no necesita inscripción, siendo el edificio, según las palabras engañosamente suaves de Stirling, "un collage deelementos antiguos y nuevos... para evocar una asociación con el museo" Sus tres alas principales (que albergan galerías de pintura maravillosamente iluminadas y proporcionadas) repiten la planta en forma de U del antiguo museo de revival renacentista de al lado, pero presenta al ojo una poderosa masa egipciana. Sus muros cerrados están partidos, parecen pilonos en el centro, y están revestidos con una sólida mampostería, cuyas bandas de arenisca y travertino, que cruzan todo el complejo, no transmiten la idea de Egipto sino la de Italia medieval. (Este punto histórico está subrayado por una prominente ventana toscana románica). El patio enmarcado por las alas en forma de U, se desborda con un ordenado revoltijo de formas poderosas, que se adelantan más allá de la U hacia el borde de la terraza sobre la que se eleva el museo. Las rampas majestuosas, guarnecidas con barandillas tubulares rosas y azules, recuerda el mundo antiguo de Egipto, palestrina, Tirinto, Micenas e incluso la Acrópolis (con su primera galería de pintura con forma de U) y al mismo tiempo las famosas rampas desiguales de la Villa Saboya de Le Corbusier. Una rotonda abierta al patio de esculturas, coge otra vez dos vias históricamente hacia el mundo de Adriano así como a Schinkel, cuyo primer museo de Europa en Berlín, se centraba en una rotonda para escultura. La entrada del museo tiene una forma libre; su ondulante frente de vidrio con armazón verde brillante evoca simultaneamente a Paxton, Gropius y Aalto, mientras que sugiere inequívocamente la presencia de un gran piano y la función de realización de las artes del complejo.  El entremezclado segundo modernismo de imágenes "antiguas y nuevas" de Stirling consigue una gran intensidad en la entrada del complejo. La parada de taxis de alta tecnología, con columnas azules, dinteles rojos y techo de vidrio, es una versión futurista de la choza primitiva de Laugier, remontándonos más allá de Egipto y Micenas hasta la Prehistoria mítica.  Entre todos los grandes estilos del arco iris de estilos históricos sólo parece faltar el Renacimiento, pero está en el antiguo museo binario de al lado.


Aunque la mayor parte de los seguidores del Segundo Modernismo, como hemos visto, emplean el collage historicista para crear metáforas de lugares y de otros significados, el estilo de Stirling parece único en su extensión e integración de referencias provenientes de la historia de la arquitectura.


El grandioso collage histórico de Stirling proporciona al visitante una rica variedad de experiencias visuales (aparte de los objetos que alberga); entre ellas hay dos cruciales. Una es la vista principal del museo, o desde la carretera o desde las aceras dominadas por la presencia del tráfico. En ambos casos el edificio compite con éxito con su enemigo de ruedas con formas audaces que suben la colina y desaparecen en una impresión imprecida de bandas fluidas. Otra vista del edificio implica una experiencia incluso dramática que se aleja del mundo del automóvil y se adentra en las profundidades desafiantes de la historia en sí. El proyecto requería que Stirling proporcionara un lazo pedestre en lamitad del bloque entre la autopista y la calle aterrazada que hay detrás del museo. Transformó esta obligación en una ventaja con un camino en zigzag que sube hasta la rotonda, donde una escarpada rampa circuferencial gira en dirección de las agujas del reloj a través de un semicírculo, permitiendo una visión plena de la exposición de escultura- pero no el acceso a ella- antes de girar para salir a la calle superior a través de un tunel en los muros partidos. 


El circuito de Stuttgart, un golpe maestro del urbanismo,  que lleva al peatón en un camino nemoténico a través de su collage de historia arquitectónica y lo adentra en el corazón del museo de arte en sí, sugiere algo que Stirling tenía muy a mano; el gran circuito de calles y plazas dieciochescas de Bath, Inglaterra, en particular el Circo y el Royal Crescent, donde el camino ascendente piruetea hacia dentor y hacia fuera en círculos y medios círculos con vistas espectaculares. Igual que Bath es una creación esencialmente inglesa.


El museo de Stuttgart, con su reluciente policromía italianizante y sus empujes de masas, parece Butterfield, y a Stirling se le ha llamado Butterfield del Segundo Modernismo... EL museo de Stuttgart forma una narrativa arquitectónica sensual tan llena de transformaciones dramáticas y sorpresas como la Catedral de Well o el Banco de Inglaterra de Soane. 


Muchos segundos modernistas emplean la técnica del collage historicista para crear metáforas de lugares y otros significados, pero no se puede comparar ningún otro edificio del Segundo Modernismo con el toque magistral y la profundad urbanística del Sttutgart Museum. El nuevo estilo de Stirling es único en su extrema amplitud de referencias y su integración y le distingue en Inglaterra y el mundo entero."


---


PEEL Lucy, POWELL Polly, GARRET Alexander., “Encargos épicos” en Introducción a la Arquitectura del siglo XX. CEAC. Barcelona, 1990.


Págs.108-111."La ampliación de la National Gallery de Londres levantó discrepancias durante años, hasta que, por fín se le concedió el trabajo a Robert Venturi, y como era americano, también hubo algún alboroto. La ampliación de la Tate Gallery de Londres por James Stirling; la Clore Gallery construida para albergar la Tumer Collection (1987), también hicieron correr mucha tinta en artículos polémicos en revistas y periódicos y debates televisivos. Sin embargo Stirlingya había hecho sus pruebas con la ampliación de la Stuttgart Staatsgalerie (1977-84) que atrajo a los visitantes tanto como la exposición que albergaba."


---


MONTANER, J,M., La Modernidad superada. Arquitectura, arte y pensamiento del siglo XX. Edit. Gustavo Gili. Barcelona, 1997. 


Págs. 159-180.... "En todo caso, las relaciones temáticas, estructurales, plásticas y conceptuales entre obras de distintas artes pueden llegar a ser infinitas. Se ha hablado del paralelo entre espíritu geométrico de Rene Descartes, el jardín clasicista francés y la lógica paradójica de las tramas teatrales de Jean Racine; o se ha comparado muchas veces la divina comedia de Dante con una catedral gótica, estableciendo que santo Tomás de Aquino, Dante y Giotto constituyen, respectivamente, la expresión teológica, poética y figurativa de una misma idea. Se han podido comprara las estructuras duales, en espiral, de tres obras distintas de los años 70, en las cuales el recorrido y movimiento del espectador siempre se desarrolla en la superposición de dualidades: el dibujo y proyecto de escultura Island Project de Robert Smithson (1970), El edificio de la ampliación de la Staatsgalerie en Stuttgart de James Stirling (1977-1985) y la novela Se una notte d’inverno un viagatore de Italo Calvino (1979). Y la performance de danza titulada “Celebration in the city place” dirigida por Marilyn Wood, utilizando las plantas del seagram como escenario iluminado por la luz interior, puso en evidencia el carácter transparente y armónico de la obra de Mies Van der Rohe...."


---


 


 

Subir