Imprimir

FRAMPTON, K.,  Historia crítica de la Arquitectura Moderna. Gustavo Gili. Barcelona, 1993. 


Págs. 163-169. "Mies van der Rohe y la importancia del hecho, 1921-1933"


"El mismo tema de un rascacielos de vidrio facetado apareció en la propuesta presentada al concurso de la Friedrichstrasse en 1921, y la publicación de estos dos proyectos en el último número de la revista de Taut, Frühlicht, confirmó sus inclinaciones expresionistas de posguerra. La intención de Mies consistía en ese momento en presentar el vidrio como una compleja superficie reflectante que estaría sometida a una transformación constante bajo el impacto de la luz. Todo ello queda claro en la descripción que acompañaba a la primera publicación de su propuesta para Friedrichstrasse:


"En mi proyecto para el rascacielos situado en una parcela triangular, junto a la estación de Friedrichstrasse en Berlín, creí que la solución correcta consistía en una forma prismática adaptada al triángulo y, para eliminar el peligro de la monotonía -que tan a menudo se produce al acristalar grandes superficies-, angulé levemente entre sí cada uno de los planos de fachada. Mis ensayos en una maqueta realizada con vidrio me indicaron el camino a seguir y pronto supe darme cuenta de que, al emplear vidrio, lo importante no es el efecto producido por la luz y las sombras, sino el rico juego de reflejos lumínicos. Esta ha sido también mi aspiración del otro proyecto que aquí se publica. Observado superficialmente, el perímetro de la planta puede parecer arbitrario y, sin embargo, es el resultado alcanzado tras realizar numerosos ensayos con la maqueta de vidrio. Para determinar las curvas me basé en la iluminación del interior del edificio, en el efecto que produce el volumen construido sobre la imagen de la calle y por último, en el juego de reflejos lumínicos al que aspiraba. Al comprobar en la maqueta de vidrio las líneas del perímetro dibujado según los cálculos de las luces y las sombras, resultó que no eran las adecuadas."


---

Subir