Inprimatu

Arquitecto formado en la escuela plateresca toledana. Entró en contacto en 1536 con la escuela anzaluza, al hacerse cargo de la obra de la iglesia de San Salvador de Ubeda (Jaén, 1536-59) trazada por Diego de Siloé; las portadas y sacristía fueron diseñadas por Vandelvira y muestran ya un interés manierista por las figuras humanas como miembro arquitectónico y una utilización del espacio de ritmo y calidades esencialmente clásicas. En el Convento de San Francisco de Baeza (Jaén, 1540-46) busca nuevas estructuras arquitectónicas con el empleo de la boveda vaida cruzada en la iglesia y un mayor clasicismo en la composición a pesar de la exageración proporcional de los órdenes clásicos. Si en la catedral de Jaén (desde 1554) todavía parte del léxico y las estructuras siloescas (pilares compuestos, entablamentos como cimacios, planta del salón etc.) consigue un acabado efecto de equiibrio clásico y transparente unidad espacial. Con su sacristía catedralicia, Vamdelvira abre una nueva etapa en su obra: suprime toda decoración superficial y epidérmica, siendo el adorno los propios elementos arquitectónicos exponiendo elocuentemente su función. A ello se une una reiterativa decoración geométrica de carácter abstracto, consecuencia de un "plateresco desornamentado" y que dejará una vasta secuela en el manierismo andaluz. En el Hospital de Santiago (Übeda, 1565-75) dependiente en planta del Tavera toledano, se extrema la sobriedad en el ornamento volumétrico, al centrar su atención en el juevo de masas severas. En la Iglesia, los muros completamente lisos y faltos de articulación, sostienen las bellas bóvedas vaídas con decoración geométrica que cubren la nave y los dos cruceros. Vandelvira se hace, por una parte precursor de Herrera, pero abre por otra, una nueva senda en la arquitectura española, con un concepto decorativo basado en las labores pictóricas (influido quizá por la obra del Bergamasco en el Viso del Marqués), fusión de la simplicidad y la grandeza con la suntuosidad manierista.


Igo