Inprimatu

Dentro de la arquitectura popular moderna, nos podemos encontrar con edificios construidos con botellas. Las personas más pobres de este mundo llevan mucho tiempo construyendo casas con desechos y chatarra por simple supervivencia, pero la arquitectura occidental moderna no fue permeable a estas ideas hasta la década de 1960 y 1970. Una de las primeras iniciativas al respecto fue el World Bottle (WOBO) de Heineken de 1963, una idea para la que el cervecero Alfred Heineken se inspiróo en un viaje al Caribe, donde observó que las playas estaban llenas de botellas en una sociedad carente de materiales de construcción económicos suficientes. Al regresar, ideó en colaboración con el arquitecto holandés John Habraken el concepto de "ladrillo contenedor de cerveza". La primera "remesa" de 100.000 botellas, se empleó para construir un pequeño cobertizo en la propiedad de Heineken en Holanda. Martin Pawley argumentó en 1975, que diseñar con productos de consumo que, una vez desechados pudieran tener un nuevo uso, contribuiría a solucionar la crisis de vivienda mundial. No obstante, las casas y estructuras de botellas pueden encontrarse hoy en muchas partes del mundo. Una de las casas más famosas en USA es la Bottle House, una vivienda de tres estanvias hecha de botellas, construida en 1905.


La estructura construida con botellas más impresionante del mundo es obra de los monjes budistas de la provincia tailandesa de Sisaket, a unos 600 Km al este de Bangkok. Situado en la ciudad de Khun Han, al noreste de Tailandia, el complejo ha tardado décadas en la construcción. Con la ayuda de las autoridades locales y de los residentes, los monjes comenzaron a recoger botellas en 1984 (tras recoger cerca de un millón, verdes de Heineken y marrones de la marca local Chang), de los materiales reciclados han creado un complejo de 20 edificios, incluyendo el templo de Wat Pa Mahan Chedi Kaew, casas, baños, el crematorio y también mosaicos hechos con las tapas de las botellas desechadas. 


 


 


 


 

Igo