Inprimatu

Esta casa estaba colgada sobre el mar en un emplazamiento espectacular, con vistas de los pinares en varias direcciones. Coderch respondió al terreno irregular, a la luz, al sol y al mar con una planta fracturada y orgánica que combinaba espacios interiores y exteriores a varios niveles. Al igual que su colega de BarcelonaJosep María Sostres, Codech había estudiado durante varios años la arquitectura vernácula encalada de la costa mediterránea y de las islas Baleares, e incluso a finales de los años 1940 había hecho proyectos con un eco directo de esas fuentes mediterráneas.


 Con la casa Ugalde, Coderch se abrió camino hacia una fluidez y una nueva abstracción que recordaba tanto las pinturas jeroglíficas de Miró como esta larga tradición de las forma de inspiración natural que se remonta hasta Jujol y Gaudí. Al mismo tiempo, la cada Ugalde hablaba el idioma de la arquitectura moderna internacional. Las casas posteriores de Coderch seguían respondiendo a temas hedonísticos y poéticos similares, pero con un vocabulario de una precisión cada vez mayor que recordaba en ciertos aspectos la obra de Schindler o Neutra en el sur de California.

Igo