Inprimatu

Catedral de Pamplona

  • 1100 -
  •  
  • OCHANDATEGUI, Santos Angel de
  • RODRÍGUEZ TIZÓN , Ventura
  •  
  • Pamplona (Navarra/Nafarroa)
  • España
obras/38472_8.jpg imagenes/15384_1.jpg obras/38470_63_04061919.jpg obras/38472_100.jpg imagenes/6999_1_04061831.jpg imagenes/7544_1_36020574.jpg obras/38472_101.jpg obras/38472_102.jpg imagenes/7557_1_36020588.jpg imagenes/7558_1_36020589.jpg obras/38472_103.jpg obras/38472_104.jpg imagenes/7564_1_36020596.jpg imagenes/7565_1_36020597.jpg obras/38472_105.jpg obras/38472_106.jpg imagenes/7619_1_36020726.jpg obras/38472_107.jpg imagenes/7620_1_36020727.jpg obras/38472_25.jpg imagenes/7621_1_36020728.jpg obras/38472_26.jpg imagenes/7622_1_36020730.jpg obras/38472_27.jpg imagenes/7623_1_36020731.jpg imagenes/7624_1_36020732.jpg obras/38472_28.jpg obras/38472_29.jpg imagenes/7625_1_36020733.jpg imagenes/4659_1_04061830.jpg obras/38472_30.jpg imagenes/435_1.jpg obras/38472_31.jpg imagenes/436_1.jpg obras/38472_32.jpg imagenes/7626_1.jpg obras/38472_33.jpg obras/38472_34.jpg imagenes/7627_1.jpg obras/38472_46.jpg imagenes/10677_1.jpg obras/38472_47.jpg imagenes/10687_1.jpg obras/38472_48.jpg imagenes/10688_1.jpg imagenes/10689_1.jpg obras/38472_49.jpg obras/38472_50.jpg imagenes/10690_1.jpg obras/38472_51.jpg imagenes/10876_1_33031470.jpg imagenes/10877_1_33031471.jpg obras/38472_52.jpg obras/38472_53.jpg imagenes/10878_1_33031472.jpg imagenes/10879_1_33031473.jpg obras/38472_54.jpg imagenes/10880_1_33031474.jpg obras/38472_55.jpg obras/38472_56.jpg imagenes/10881_1_33031476.jpg obras/38472_57.jpg imagenes/10953_1_33031556.jpg obras/38472_58.jpg obras/38470_25_04061831.jpg obras/38472_59.jpg obras/38470_26_36020574.jpg obras/38472_60.jpg obras/38470_27_36020588.jpg obras/38472_61.jpg obras/38470_28_36020589.jpg obras/38470_29_36020591.jpg obras/38472_62.jpg obras/38472_63.jpg obras/38470_30_36020596.jpg obras/38470_31_36020597.jpg obras/38472_64.jpg obras/38472_65.jpg obras/38470_32_36020725.jpg obras/38472_66.jpg obras/38470_33_36020726.jpg obras/38472_67.jpg obras/38470_34_36020727.jpg obras/38472_68.jpg obras/38470_46_36020728.jpg obras/38472_69.jpg obras/38470_47_36020730.jpg obras/38470_48_36020731.jpg obras/38472_70.jpg obras/38470_49_36020732.jpg obras/38472_71.jpg obras/38472_72.jpg obras/38470_50_36020733.jpg obras/38472_73.jpg obras/38470_51_04061830.jpg obras/38470_52.jpg obras/38472_74.jpg obras/38472_75.jpg obras/38470_53.jpg obras/38472_76.jpg obras/38470_54.jpg obras/38470_55.jpg obras/38472_77.jpg obras/38470_56.jpg obras/38472_78.jpg obras/38472_79.jpg obras/38470_57_04061845.jpg obras/38472_80.jpg obras/38470_58.jpg obras/38470_59.jpg obras/38472_81.jpg obras/38472_82.jpg obras/38470_60.jpg obras/38472_83.jpg obras/38470_61.jpg obras/38472_84.jpg obras/38470_62.jpg obras/38472_85.jpg obras/38470_64_33031470.jpg obras/38472_86.jpg obras/38470_65_33031471.jpg obras/38472_87.jpg obras/38470_66_33031472.jpg obras/38472_88.jpg obras/38470_67_33031473.jpg obras/38470_68_33031474.jpg obras/38472_89.jpg obras/38470_69_33031476.jpg obras/38470_70_33031555.jpg obras/38472_90.jpg obras/38470_71_33031556.jpg obras/38472_91.jpg obras/38472_92.jpg obras/38470_72.jpg obras/38472_93.jpg obras/38470_8.jpg obras/38472_94.jpg obras/38472_95.jpg obras/38472_96.jpg obras/38472_97.jpg obras/38472_98.jpg obras/38472_99.jpg

La catedral gótica de Pamplona está ubicada sobre un  terreno elevado que forma parte del antiguo sistema defensivo de la ciudad. En las distintas catas que se han realizado en el subsuelo durante las sucesivas restauraciones llevadas a cabo en  este templo catedralicio, se ha podido apreciar que el solar pudo ser ocupado incluso antes de la época romana. Los restos encontrados nos muestran importantes testimonios romanos, ofreciendo una interesante superposición de culturas. La catedral gótica actual, que se superpone a la románica realizada con anterioridad, comenzó a construirse en 1394 bajo el patronazgo del rey Carlos III “el noble” de Navarra, durando sus obras como es normal en proyectos de esta envergadura más de un siglo.


Características propias de la catedral.- De esta catedral debemos de destacar varias características respecto a otras catedrales que se construyen en ésta época.


- En primer lugar hay que subrayar que no se trataría solamente una catedral, sino más bien de un complejo arquitectónico. El más completo de su género en España. No sólo cuenta con las dependencias usuales, iglesia, claustro, sala capitular y sacristía que podemos ver en otras catedrales hispanas, sino con otras mucho menos habituales; cillería, refectorio, dormitorio que más parecen propias de un monasterio. Estas  edificaciones se organizan en torno al claustro, construido antes que el resto de las dependencias.


- La influencia francesa y del norte de Europa en la construcción de la catedral queda puesta de manifiesto en el tratamiento de la cabecera y en la realización de la girola.


La cabecera de la catedral ofrece dos rasgos poco usuales. En lugar de cerrarse al fondo con un arco como es habitual presenta justo en el eje, un pilar, lo que a su vez hace que el número de tramos de la girola sea par y no impar, como es lo normal. Al parecer esta particularidad, es relativamente frecuente en iglesias normandas del siglo XV. De otra parte los tramos de la girola vienen a ser una síntesis de girola y capillas, aunque cubiertos con una bóveda única. Este rasgo alcanzó mayor difusión que el anterior y se encuentra tanto en Francia como en los Países Bajos.


La gran originalidad de la catedral pamplonesa consiste en la fusión de las dos peculiaridades. Se dice que la traza de la cabecera  tan original fue obra de Johan Lomen.


- Otro rasgo llamativo es el escaso desarrollo de los ventanales y predominio del muro hacen bastante oscura la catedral, prescindiendo de la luminosidad que es una de las características del estilo gótico.


- Finalmente resulta llamativo la curiosa solución adoptada para la girola en la última fase de construcción de la catedral, donde a causa de la proximidad del cortado de la muralla se debió aunar el espacio de tránsito y el de las capillas.


El claustro.- Pero si hay que buscar un punto de partida para las intervenciones góticas en la Catedral de Pamplona, nos tenemos que centrar primeramente en el claustro. De gran belleza es considerado como un destacado ejemplo de arquitectura gótica, a la altura de los mejores claustros internacionales del momento. El comienzo de su construcción 1280,  es anterior a la propia iglesia-catedral y en torno a él se llevan a cabo una serie de intervenciones posteriores de gran importancia para el conjunto, como la capilla Barbacana y el Refectorio. De forma cuadrada posee dos plantas, la planta baja que sostiene la riqueza del conjunto, está realizada en el siglo XIV y el sobreclaustro en el siglo XV. Llama la atención del mismo la gran variedad de tracerías en los ventanales que presenta hasta cuatro modelos distintos, según la época de realización. En el elegante conjunto con fórmulas góticas de tracerías y arquerías, destaca su riqueza, el encanto de su concepción lumínica y la simbiosis alcanzada entre la arquitectura y la escultura. Se puede decir que este espacio alberga uno de los mejores conjuntos escultóricos de la España gótica, localizado tanto capiteles, claves, portadas y sepulcros. La intervención en este conjunto se completó ya en época renacentista, con la escalera del sobreclaustro, llevado a cabo en las primeras décadas del siglo XVI. Se trata de unaescalera de caracol con ojo central, de forma helicoidal. El parapeto se decora con una sucesión de vejigas flamígeras y por dentro corre un friso de azulejos mudéjares. Aunque hay algunos ejemplos anteriores y coetáneos a esta escalera, la de Pamplona destaca por sus excepcionales dimensiones


 La Capilla Barbacana.- Conectada con el claustro en su parte este se encuentra esta capilla. Realizada en honor al obispo Barbazán, se divide en dos niveles. El inferior la cripta, tiene una finalidad constructiva, sirve para salvar la diferencia de nivel existente entre el suelo del claustro y el exterior. En el nivel superior, la capilla propiamente dicha, repite la planta de la cripta. En el interior destaca una magnífica bóveda de crucería estrellada de ocho puntas, apeada en ménsulas esculpidas. La transición del cuadrado de la planta al octógono, se hace a través de trompas nervadas, emplazadas en los ángulos. Las claves tanto central como secundarias, se enriquecen con esculturas. Esta bóveda presenta grandes semejanzas con la Sala capitular de la Catredral de Burgos 1316-54 y el aula de la Teología de la Catedral de Valencia 1356-69. La decoración escultórica muy notable, se sitúa en las ménsulas que sostienen la bóveda y en las claves de la misma, que son 12.


El refectorio hoy museo de arte sacro.-  Unido al claustro por el sur y construido algo más tarde que éste,  se encuentra el antiguo refectorio. Es una construcción rectangular de nave única. La cubierta está construida por seis tramos de bóveda cuatripartita, separados por fajones de medio punto. Las ménsulas, 14 en total ofrecen en su decoración una gran variedad temática. 


La catedral.-  Se trata de un elemento tardío de catedral gótica, en donde el mecenazgo se hace presente en las distintas fases de construcción, tal y como nos lo indican los distintos escudos expuestos en las claves de cada tramo de las naves y que han sido especialmente subrayados tras la última restauración de 1993.Se trata de un edificio con planta de cruz latina con tres naves a distintas alturas de seis tramos cada una y capillas entre los contrafuertes.


El alzado se lleva a cabo a través de arcos ojivales, soportados con unos pilares de forma romboidal con doce columnillas adosadas. Resulta interesante señalar que tanto los pilares cilíndricos como las columnillas carecen de capiteles por lo que los nervios encajan en ellas por penetración, lo que indica que nos hallamos en una obra muy tardía, pues semejante rasgo sólo parece en el gótico hispánico en la segunda mitad del siglo XV.La cubierta es de bóveda de crucería simple, siendo lo más interesante de las bóvedas las claves esculpidas y la decoración que la circunda descubierta en la última restauración 


El conjunto en su interior destaca por su sobriedad y unidad estilística, lo que a pasar de las distintas fases de construcción (mediando entre ellas una guerra civil en Navarra) el edificio parezca realizado por una sola dirección. Dicha sobriedad sólo se ve interrumpida en el crucero, que se eleva sobre una bóveda de terceletes y en la estrellada capilla mayor. La cabecera forma un todo, casi simbólico, con el crucero, por lo que obliga a que su bóveda estrellada adquiera una estructura en forma de pentágono regular.


 Pero esa unidad interior, no se refleja exteriormente en la portada. Tan sólo existe una puerta gótica de carácter menor que da al exterior en la catedral, siendo la imagen del templo durante siglos, la fachada y torres románicas, cuya obra y labra estaba realizada por importantes maestros del románico. La magnífica portada de Ventura Rodríguez que ahora podemos contemplar, fue construida en el siglo XVIII y rompió en su exterior todo el carácter medieval. Para llevarla a cabo, se añadió un tramo más a la catedral en estilo gotizante, dando un sentido unitario a toda la fachada, siendo uno de los mejores ejemplos de barroco-clasicista que tenemos en la península.

Igo