Inprimatu

DAL MASO Leonardo B. Roma. Del Palatino al Vaticano. Edit. Puligraf. Roma, 1981


pág.26 El Panteón es uno de los monumentos romanos más ilustres y representativos. Dedicado a todos los dioses como reza su nombre gue erigido por primera vez por M. Agripa, yerno de Augusto, en el año 27 a.J.C. pero reconstruido completamente por Adriano (118 y 125 d. C). El templo se compone de dos elementos bien diferentes; un pornaos rectangular y una rotonda. El pronaos presenta 16 columnas, ocho en el frente de granito gris las demás de granito rosado, todos por capiteles corintios formados por hojas de cala palustre en mármol blanco. Un  soberbio portón de bronce de época romana permite el acceso a la "rotonda", el templo mismo.  Y aquí está la innovación y la audacia arquitectónica de este monumento.  El amplísimo ambiente ha sido realizado con una técnica muy refinada que tenía comoobjeto aligerar los materiales de construcción, a medida que las obras avanzaban de abajo arriba. La pared cilíndrica que sostiene la cúpula, fua aligerada con ocho grandes nichos intenrnos, mientras el peso de la misma se concentra, mediante una serie de arcos y bóvedas, en los puntos de mayor resistencia. La cúpula con sus dimensiones excepcionales /diámetro de 43,30 m)la mayor de todas las cúpulas en mampostería, está decorada interiormente por cinco hileras concéntricas de 28 casetones cada una, que disminuyen paulatinamente hacia lo alto, donde se abre un gran orificio de casi 9 metros de ancho, única fuente de luz de todo el templo y un ulterior aligeramiento del peso. El piso, si bien muy restaurado. conserva el dibujo y las cualidades de los mármoles preiosos originales. 


En el año 609 el Panteón fue transformado por el papa Bonifacio IV en una iglesia dedicada a la Virgen y a todos lo mártires, y es justamente a esto que se debe su estado excepcional de conservación. Además, el Panteón contiene los restos de muchas ilustres personas como Rafael, Baldassare Oeruzzi, Anibla Carracci, Perín del vaga, Tadeo Zuccari y Vignola. Después de la unidad de la nación fueron sepultados en el mismo los reres de Italia. 


 


GAWNE Eleanor, SNODIN Michael.,Exploring Architecture. Building meaning and making.V&A + RIBA. Edit. Architecture Partnership.


pág 45 nota 3. "En este caso la luz es de 43, 4 m. La cúpula es una imponente cáscara semiesférica de concreto, con un espesor mínimo de 1.2 m. en el punto más alto, donde de abre un gran óculo o lucerna centras de 9.1 m. de diámetro. El espesor de la envoltura es mayor en los puntos en que tiene tendencia a romper, alcanzando los 6.4 m. de grosor en la base. El muro del tambor que sostiene las 5.000 toneladas que pesa la cúpula también de 6.4 m de espesor, esta ahuecado por una serie de nichos de 4,3 m. de fondo, de tal manera que, de hecho, funcionan estructuralmente como 16 contrafertes radiales conectados en sus partes superiores por medio de bóvedas de cañón radiales. Además la cúpula el tambor están entrelazados por medio de arcos de descarga y robustas bóvedas de cañón insertos en la masa de mortero de argamasas para ayudar a diriir las fuerzas. Otro factor importante fue la selección graduada de los cementa de los concretos, según su peso y resistecia a comprensión. El cncreto es una pasta viscosa hecha mezclando agua, un árido de iedra machacada (en latín caementa) y un material aglomerante derivado de la caliza. En el hormigón del Panteón se emplearon distintos tipos de árido según la zona del edificio, el más denso y pesado, de basalto, en el anillo de cimentación, donde se concentraban las mayores cargas, mientras que en la parte de la cúpula más cercana al òculo se empleó un árido muy ligero de piedra pómez, para reducir el peso propio de la cúpula. Las cúpulas, particularmente las de grandes dimensiones, como la del Panteón de Roma, son espacios poderosamente evocadores, pero su planta circular dificulta la adici´n de espacios abyacentes. A este problema, que se agudizó en el siglo IV d. J. los arquitectos bizantinos le encontraron una ingeniosa solución consistente en disponer la cúpula sobre una planta cuadrada. El elemento que hizo posible esta transición fue el triángulo curvilíneo de la pechina". 

Igo