Inprimatu

Loos creó esta cafetería vienesa sencilla y sin adornos en el apogeo del período Art Nouveau, muy cerca tanto del espacio como del tiempo del exuberante secesionismo. El café fue apodado "Café Nihilismo". Heinrich Kulka, alumno de Loos, lo describió como "el punto de partida de todo el diseño interior moderno".


El esquema de colores de la cafetería es todo menos nihilista: paredes de color verde claro que contrastan con sillas de madera curvada roja (diseñadas por Loos) y rieles de latón brillante. Las luces son en su mayoría bombillas desnudas colgadas de sus cables eléctricos, pero separadas por rieles de latón para dar un fuerte efecto visual sin una ornamentación manifiesta.


Nestor Fabián VELÁZQUEZ

Igo