Inprimatu
Vista aérea del Club de Aviadores en Buc

Club de aviadores Roland Garros

Club de aviadores en Buc
  • 1935 - 1936
  •  
  • PROUVÉ, Jean
  • BEAUDOUIN, Eugène
  • LODS, Marcel
  •  
  • Buc
  • Francia

PETERS Nil., Jean Prouvé. 1901 – 1984. La dinámica de la creación. Edit. Taschen. Madrid. 2009


Págs. 32-33. “Prouvé recibió el encargo del arquitecto Marcel Lods. Prouvé recibió un esbozo, realizado grosso modo, que habría de utilizar en un corto plazo de tiempo como base para la construcción detallada de un edificio de dos pisos. En la obra, Prouvé realizó partes del edificio como prototipos y se las mostró al arquitecto. En realidad, este había proyectado en un principio, construir el edificio con hormigón prefabricado, pero al presentarle Prouvé sus piezas para construcciones ligeras, se decidió allí mismo por ese procedimiento.
El edificio en su totalidad se fabricó a partir de un armazón de perfiles plegados, cuya chapa no superaban los 4 mm de grosor, sujetos únicamente por simples uniones atornilladas. El alto grado de prefabricación era notable, lo que se hizo patente sobre todo con el suministro de las completas células húmedas. Todo el procedimiento de la construcción de piezas prefabricadas se parecía mucho a la construcción de automóviles, y la industria del automóvil fue uno de los modelos a seguir para la reestructuración de la industria de la construcción, tal y como Prouvé se la imaginaba. El único problema del edificio, de notable estabilidad, eran los movimientos térmicos de la fachada de metal. En invierno, el edificio se contraía y en verano se dilataba. Las uniones de los paneles murales de 4,5 m de largo estaban sometidas a una gran tensión. La impermeabilidad se consiguió mediante bandas de betún ajustadas, escondidas en las uniones tas unas chapas. La forma de la construcción en su totalidad ser correspondía perfectamente con el uso del edificio. En un manifiesto del Movimiento Moderno, es vanguardista, técnico y racional. Probablemente este fue el motivo del enorme interés de todo el mundo por el edificio. Los trabajadores se quejaban de que durante el proceso de construcción, la obra estaba llena de curiosos y, que por ello, los trabajos no se podrían terminar en el plazo convenido”.

Igo